BANCO NACIONAL DE PANAMA
#PodcastRST

El Galaxy S7 es muy difícil de reparar… casi imposible

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

El Samsung Galaxy S7 acaba de salir al mercado. Así que los chicos de iFixit no han dudado en analizar sus entrañas. Tras destripa el último terminal de la firma coreana, han llegado a una clara conclusión: es más difícil de reparar que sus predecesores y casi «imposible» en algunos casos.

Los expertos le han dado una nota de 3 sobre 10 en cuanto a sus posibilidades de reparación, cuando el S6 obtuvo 4. «Sus puntuaciones de reparabilidad han caído con fuerza desde los días gloriosos del Galaxy S4», aseguran desde iFixit. Y es que no creen que puedan repararse ciertas piezas sin dañar otras o reemplazar la pantalla rota sin destruir el panel frontal.

Mucho ha evolucionado el buque insignia de Samsung. La última versión cuenta con numerosos componentes, mucho más juntos que los Samsung anteriores. Además, su resistencia al agua ha complicado mucho su sistema interno.

Aunque se trata de una gran característica, iFixit asegura que complica mucho más su reparación aunque haya que hacerle al S7 no tenga nada que ver con problemas relacionados con el agua.

Otro gran inconveniente es la batería: está tan encajada que su extracción resulta «un poco difícil». En caso de tener que cambiarla, peligra la placa base.

La pantalla supone también un peligro. Si se rompe, reemplazarla no será tarea fácil porque va pegada con el panel de visualización a través de una especie de pegatina.

Además el Samsung S7, que contiene más funciones y características que sus predecesores, cuenta con su sistema de refrigeración minúsculo. Los expertos aseguran que apenas puede cumplir con su función.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario