BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

El hombre más obeso del mundo falleció debido a tromboembolia y paro cardíaco

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

El centro especializado que operó al mexicano Andrés Moreno Sepúlveda, el hombre más obeso del mundo que falleció el pasado viernes, explica que la causa de su muerte fue una tromboembolia pulmonar y un consecuente paro cardíaco sin relación con la intervención.

 Según explica en un comunicado el centro especializado en cirugía bariátrica Gastric Bypass de México, su paciente, que pesaba 435 kilos, estaba incluido en la obra social del centro debido a sus escasos recursos para poder ser finalmente intervenido el pasado 28 de octubre.

La operación consistió en una derivación biliopancreática con cruce duodenal de la que salió bien y que tuvo un posoperatorio igualmente exitoso. El paciente requirió a finales de noviembre una segunda intervención por una hernia que les estaba generando una severa peritonitis y que no tenía ninguna relación con la cirugía bariátrica.

 Después de esta segunda intervención, en el Hospital General de Obregón, Moreno fue trasladado en un vuelo privado de nuevo al centro de Gastric ByPass en Guadalajara, donde se comprobó que la primera operación se había realizado con éxito y se le dio el alta al paciente para que pudiera pasar las fiestas de Navidad con su familia.

 Sin embargo, la víspera de Navidad y sin previa manifestación, Moreno empezó a experimentar «síntomas de ahogo y falta de reflejos» y su familia solicitó la ayuda de los servicios de urgencia. Sin embargo, el paciente no superó la crisis respiratoria y sufrió «un paro cardíaco» que le provocó la muerte.

La historia que está detrás de la obesidad de Andrés Moreno no es fácil. «Mi papá falleció y eso me empezó a deprimir porque yo era su amigo y su hijo a la vez», comentó poco antes de ser intervenido a un reportero de Azteca Noticias.

 Un estado al que también contribuyó el hecho de que hace unos siete meses su pareja lo dejara. Eso ahondó en su tristeza, se encerró y cada vez comía más, «hasta dos kilos de frijoles».

 El pasado 10 de agosto, lanzaba un desesperado mensaje en su página de Facebook. «Hola amigos y familiares, disculpen si los molesto con mi publicación; me da mucha pena pero necesito de su ayuda con lo que ustedes puedan y esté a su alcance para hacerme la operación de bypass. Mi peso es ya más de 300 kilos; mis pies ya no me pueden, casi no puedo caminar y he sufrido de preinfarto. La verdad, estoy desesperado», publicaba.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario