BANCO NACIONAL DE PANAMA
Salud al instante

¿Porqué nacen tantos bebé con síndrome de abstinencia en EE.UU.?

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

En Estados Unidos, un bebé nace cada 19 minutos con síndrome de abstinencia. Muchos de ellos proceden de familias adictas a sustancias estupefacientes, según investigación realizada por Reuters.

Mas de 130.000 niños estadounidenses han llegado al mundo con dependencia a las drogas en la última década. Esta condición se debe a la ausencia de opiáceos naturales como la heroína, sintéticos como la metadona o analgésicos recetados para tratar las drogadicciones de las madres, de quien, generalmente, se hereda este Síndrome de Abstinencia Neonatal.

Según los registros hospitalarios, los investigadores contabilizaron que en 2013, el último año del que se registran datos, hubo más de 27.000 casos de recién nacidos diagnosticados con dependencia a las drogas.

Los bebés que nacen con síndrome de abstinencia tiemblan y lloran incesablemente, sus músculos se tensan y a veces tienen dificultades a la hora de respirar. Además, en algunos casos comen de manera compulsiva y en otros rechazan la comida o se ahogan con ella.

No todos los bebés que han estado expuestos a narcóticos dentro del vientre materno han desarrollado esta dependencia, sin embargo entre el 60% y el 80% de los recién nacidos se ven afectados.

 Además, la investigación ha identificado 110 casos de bebés que manifestaron síndrome de abstinencia al nacer, y que fallecieron al tiempo de ser enviados con sus familias en incidentes relacionados con la adicción de sus progenitores. En al menos 39 de los casos en que los niños murieron, la madre estaba tomando narcóticos prescritos para superar una adicción.

  La mayoría de los casos de Síndrome de Abstinencia Neonatal se tratan con morfina. «La terapia está dirigida a la rápida estabilización clínica del niño que ha sido expuesto a los opiáceos, seguido de la reducción gradual de la medicación», explicó la doctora Loretta Finnegan, especialista en adicción prenatal.

 Estos casos reflejan los errores institucionales a la hora de hacer frente a lo que el presidente estadounidense, Barack Obama, ha llamado la «epidemia» de adicción a opiáceos en Estados Unidos, una crisis alimentada por la gran disponibilidad de recetas de analgésicos y la oferta de heroína barata.

La ley federal estadounidense de 2003 (Ley para la Seguridad de Niños y Familias) exige a los estados la protección de cada uno de estos bebés, independientemente de si los medicamentos recetados a sus madres eran prescritos o ilegales.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario