BANCO NACIONAL DE PANAMA
Deportes

Karim Benzema declaró ante la jueza… solo desea ayudar a Valbuena

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Durante la audición judicial que terminó con su inculpación por el presunto delito de «complicidad en intento de chantaje» y participación en una «asociación de malhechores», Karim Benzema declaró a la jueza Nathalie Boutard que «solo deseaba ayudar» a su amigo y colega Mathieu Valbuena, víctima de un intento de chantaje.

Doce horas antes que la cadena TF1 (privada) emita este miércoles una entrevista grabada con Benzema, intentando explicar, por vez primera, en público, el intento de chantaje protagonizado por el más íntimo de sus amigos, Le Monde ha publicado lo «esencial» de las declaraciones del delantero del Real Madrid a la justicia.

Descartada una filtración de la jueza instructora del escándalo, todo parece sugerir que los abogados de Benzema han filtrado a Le Monde lo «esencial» de unas declaraciones cuyo contenido pretende «exculpar» al jugador, sin conseguirlo.

Según la versión del interrogatorio judicial de publicada por Le Monde, Benzema insiste una y otra vez en que él «solo deseó ayudar» a Valbuena. A juzgar por las preguntas y posterior inculpación, la jueza sacó conclusiones muy negativas del comportamiento de Benzema.

Le Monde cita a la jueza instructora y los interrogatorios, refiriéndose a varios diálogos íntimos y telefónicos entre Benzema y su viejo amigo de infancia, Karim Zenati, riéndose con manifiesta y zafia grosería del «acojonamiento» de Valbuena, al que tratan una y otra vez de «tarlouze».

En el lenguaje suburbano francés, «tarlouze» es la versión más grosera y sucia de «homosexual», con un tono despectivo de «hombre débil». La jueza pregunta a Benzema por esos diálogos y risas de mofa y escarnio de la más baja estofa; y Benzema se «disculpa» afirmando que, en su boca, entre su gente «tarlouze» es una palabra «cariñosa», que se usa entre «colegas».

La jueza también insiste en las relaciones mucho más que amistosas entre Benzema y Karim Zenati, condenado el 2006 a ocho años de cárcel por atraco a mano armada. Benzema reconoce que, efectivamente, visitó a su amigo en la cárcel en muchas ocasiones, «trabajando» con sus abogados para conseguir la liberación de un hombre a sueldo del jugador.

Los interrogatorios judiciales publicados por Le Monde no hacen grandes revelaciones, pero dejan al descubierto la intimidad de Benzema con personajes del hampa suburbana.

Días pasados, Valbuena declaró a Le Monde: «No me comportaría con mi peor enemigo como él se ha comportado conmigo».
La mañana del martes, Manuel Valls, primer ministro, declaró a la emisora Europe 1: «Un deportivo debe ser ejemplar. Un futbolista que no tiene un comportamiento ejemplar no tiene sitio en el equipo nacional de Francia. Es el caso de Benzema».

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario