BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

El Estado Islámico somete a las mujeres yazidíes como esclavas sexual

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Los yazidíes son una de las minorías más castigadas por la barbarie yihadista de Estado Islámico

(EI). Aún peor viven las mujeres, quienes sufren vejaciones de todo tipo, especialmente sexual, al ser etiquetadas muchas como esclavas. Pocas consiguen escapar.

Mejor suerte han corrido tres jóvenes que lograron huir de la esclavitud sexual a la que fueron sometidas por EI. Han hablado con la cadena BBC en Londres donde luchan por superar todas sus secuelas. «Fuimos violadas hasta cinco veces al día», dice una chica de 20 años.mujeresyazidies

«Una muchacha fue al baño y se cortó una de sus muñecas. Como no murió, se cortó la garganta. Los guardias me buscaron y me dijeron que fuese a identificarla. Dijeron que era mi amiga. No la pude reconocer. Había demasiada sangre en su cara. Los guardias la envolvieron en una sábana y la lanzaron a la basura».

El yazidismo es una religión minoritaria que se remonta al año 2.000 a.C. y que tiene sus orígenes en el Zoroastrismo, es decir, se basa en las enseñanzas del profeta y reformador iraní Zoroastro. Actualmente, no hay una cifra exacta del número de miembros, pero se estima en unas 500.000 personas en Irak, además de otras 200.000 repartidas por el resto del mundo, según la Organización por los Derechos Humanos de los Yazidíes.

Creen en los siete ángeles en cuyas manos Dios confió los asuntos del mundo. Pero, para ellos, el más importante es el conocido como Malak Tawus también llamado el Ángel Pavo Real, que tanto para cristianos como musulmanes representa al diablo, Lucifer o Satanás, por lo que también se les define como ‘adoradores del diablo’. Para los yazidíes, este ángel fue creado por Dios a partir de su propia iluminación y después creó a los otros seis. Tras ello, ordenó a los siete arcángeles que les trajera polvo de la tierra y de ahí creó a Adán. Dios les ordenó que revenciaran a Adán, algo a lo que Malak Tawus se negó, por lo que le envió al infierno.

Los comandantes de EI tienen entre 50 y 70 años. Yo tenía 15 años cuando fui escogida por un comandante. Dijo que las chicas menores eran mejores que las mayores. Ellos usualmente escogen las más bellas y jóvenes para sí mismos, asegura una de las jóvenes. Después de pocas semanas, se aburrió de ella. Uno de los altos mandos yihadistas dijo: «Yo tuve esta niña cuando era virgen. Ahora me aburre. Quiero otra’. Me vendieron a Abu Abdulá quien también me violó. A los pocos días, se aburrió de mí. Me vendió a Emad. Si no me hubiese escapado, me hubiera vendido también».

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario