BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

Capturado Saif Al Islam y pidió ser ejecutado de un tiro en la cabeza

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Fiesta por todo lo alto en Zintán. La principal ciudad de las montañas de Nafusa se echó a las calles para celebrar la captura de Saif Al Islam por parte de sus milicianos 24 horas antes. La alegría fue doble porque, mientras el hijo de Gadafi que estaba llamado a sucederle al frente del país permanecía detenido en este lugar situado a 150 kilómetros de la capital, se difundió la noticia de que Abdulá Senusi, jefe de inteligencia del antiguo régimen y último gran exponente de la dictadura en paradero desconocido, estaba rodeado por las fuerzas rebeldes.

«Saif pidió ser ejecutado de un disparo en la cabeza, pero nosotros decidimos contactar con la base aérea de Trípoli para que enviara un avión con el que pudiéramos evacuarlo vivo y en buen estado de salud hacia Zintan», declaró ante los medios Ali al Atiri, responsable de la brigada rebelde que llevaba un mes detrás del hijo del ex dictador en el sur de Libia, un tiempo en el que trató de hacerse pasar por vendedor de camellos para burlar a las fuerzas del Consejo Nacional de Transición y para ello cambió completamente su atuendo.

Las milicias de Zintán quisieron mostrar al resto del país que no son como las de Misrata, responsables de la captura y asesinato de Muamar Gadafi el pasado 20 de octubre cuando el mandatario trataba de huir de su localidad natal, Sirte.

Al Atiri agregó que tendieron una emboscada al convoy en el que viajaba Al Islam en la región de Obari, 800 kilómetros al sur de Trípoli, una zona que llevaban un mes vigilando, en el triángulo fronterizo entre Argelia, Libia y Níger, porque tenían noticias de una personalidad importante se encontraba allí.

Grupos guerrilleros
La Libia actual está en manos de los distintos grupos paramilitares que se han formado durante la guerra civil y muestra de ello es que un prisionero de guerra tan importante como Saif permanece retenido en Zintán y no en Trípoli, donde se encuentra el Consejo Nacional Transitorio (CNT), un órgano político aun débil e incapaz de desarmar a los suyos.

Una medida justificada por los milicianos como un intento de preservar la seguridad del detenido para que este pueda ser llevado ante la Justicia en el futuro próximo. Los libios culpan a Saif de ser el responsable de organizar la represión contra las manifestaciones que estallaron el 17 de febrero en Bengasi y terminaron por tumbar 42 años de dictadura.

Fuente: abc

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario