BANCO NACIONAL DE PANAMA
Artículos Noticias

Venezuela entra en hiperinflación su moneda sufre la mayor caída de la historia

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Venezuela ya ha entrado oficialmente en el terreno de la hiperinflación. Desde el 31 de octubre, el valor de la moneda se ha desplomado un 83.37% hasta tocar los 2,752.89 bolívares por dólar, según los datos de operadores de divisas del mercado paralelo, el que no está controlado estrictamente por el Gobierno. Esta caída supone la mayor de la historia del país, según los datos recopilados por Bloomberg. Y ni siquiera ha terminado aún noviembre.

Si la situación empezó a volverse crítica el 23 de octubre, los últimos días han sido catastróficos. En apenas una jornada, la del 24 de noviembre, el billete verde se ha disparado 278,66 bolívares, la mayor subida intradía desde que el Gobierno venezolano introdujo la divisa por primera vez.

Se considera que una divisa está en hiperinflación cuando su valor cae en un 50% en un solo mes. Salvo milagro en los pocos días restantes de noviembre, el bolívar entrará oficialmente en este club, encabezado por el pengo húngaro tras la II Guerra Mundial y el dólar zimbabuense entre 2007 y 2008.

Como consecuencia, los consumidores están sintiendo el rápido desplome de la moneda en los precios de los productos que compran día a día. Así, según denuncia el diario El Nacional, la leche en polvo ha subido un 46.32%, a unos 7,300 bolívares los 900 gramos, mientras que datos de BBC muestran subidas del 440% en la mantequilla hasta 2,700 bolívares y del 500% en el arroz, que se sitúa en 1,200. El salario mínimo mensual, entre dinero en efectivo y pagos en alimentación, alcanza los 80,000 bolívares, 29 dólares al cambio del mercado paralelo o algo menos de 10 litros de leche en polvo.

Las mayores subidas se han producido por la llegada de productos importados para cubrir la escasez de la producción nacional. La negativa del Gobierno a entregar dólares al tipo de cambio oficial de 10 bolívares y las restricciones al tipo regulado, a 662 bolívares, ha llevado a numerosas empresas a recurrir al mercado paralelo para conseguir divisas, lo que ha desatado una espiral de demanda de dólares, crecimiento del tipo de cambio y subidas de precios. Las reservas oficiales han caído a apenas 10,858 millones de dólares, lo que impide al Gobierno reaccionar para estabilizar el mercado de cambios.

Según las estimaciones del Banco Central de Venezuela, la inflación de octubre marcó un 19.1%, con lo que alcanza un 755.9% de aumento interanual y un 525.4% en los 10 meses transcurridos del año. El FMI estimó en enero un aumento del 720% de los precios a lo largo de 2016. Al ritmo de esta semana, cerrar el año en esa cifra sería una buena noticia para los ciudadanos del país.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario