BANCO NACIONAL DE PANAMA
Artículos

30 años del accidente del reactor de Chernóbil… cual fue la causa?

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Aunque pueda parecer paradójico la mayoría de los diseños de reactores nucleares que existen precisan del suministro de electricidad externo que mantenga en funcionamiento la sala de control y las grandes bombas hidráulicas que hacen circular el agua con lo que se extrae el calor que genera el reactor. Y aunque en funcionamiento normal se utilice la electricidad generada por el propio reactor, cuando este se apaga, es imprescindible el suministro externo.

Apagar un reactor nuclear significa detener la reacción en cadena de fisión nuclear del combustible pero al contrario que un fuego de gas o carbón es imposible reducir a cero en poco tiempo la producción de calor en el reactor, ya que los productos de la fisión generado calor días después de su apagado, hasta el 7% del calor del reactor encendido.

El accidente e Chernóbil se califico también de nivel 7 pero las consecuencias fueron mucho más devastadoras que las de Fukushima porque el diseño del reactor era diferente . En este caso el accidente no fue producido por un desastre natural, sino por fallos humanos de extrema gravedad, entre los que hay que mencionar deficiencias muy serias en el diseño de los reactores de Chernóbil, cuya puesta en marcha nunca se habría autorizado con los estándares europeos o americanos.

Los ingenieros de Chernóbil sabían que en caso de interrupción del suministro eléctrico los generadores diesel necesitarían casi un minuto para alcanzar el pleno rendimiento tras su encendido. Por ello y desde su puesta en marcha por primera vez hacía ocho años, habían tratado de confirmar si, en caso de avería o falta de suministro eléctrico la inercia mecánica de las turbinas de la central de Chernóbil podría ser suficiente para mantener el agua de refrigeración circulando durante este minuto.

Se diseño un plan especifico de ensayos para comprobar esta hipótesis, plan que había sido aprobado por el director de la central eléctrica, pero no se había consultado, por ejemplo, con los diseñadores del reactor. La potencia nominal del reactor era 3200 MW. Para hacer el ensayo era preciso reducir la potencia hasta unos 700 MW y con la turbina de vapor funcionando a máxima velocidad, cerrar el flujo de vapor a la turbina.

El experimento se iba a realizar durante el turno diurno del 25 de abril de 1986 y debía terminar antes de acabar este turno. Los trabajadores habían sido instruidos para realizar las operaciones de la prueba. Por diversas incidencias en el suministro eléctrico ajenos a la central de Chernóbil no fue hasta las 23:04 que el controlador de la red eléctrica de Kiev autorizó la disminicuón de la potencia del reactor.

Los 700 MW se alcanzaron a las 00:05 del 26 de abril con los trabajadores del turno de noche que no habían sido instruidos en profundidad en los detalles d la prueba. Así nadie en aquel momento se percató de que debido a los retrasos y desviaciones sobre el plan previsto, se había producido envenenamiento por xenón del reactor. El xenón es un producto de la fisión en los reactores nucleares que especialmente cuando trabajan a baja potencia se acumula absorbe los neutrones y disminuye el ritmo de fisión en el reactor.

El responsable del control del régimen operacional del reactor esa noche Leonid Tpotunov era un ingeniero joven no tenía mucha experiencia. La evolución de los acontecimientos que siguieron es técnicamente compleja. Toptunov no pudo explicar todo porque fue uno de los primeros que fallecieron.
En un momento determinado hubo un aumento súbito de potencia, la última lectura de los instrumentos antes de que dejaran de funcionar llego a 33.000 MW diez veces más del máximo previsto.

En brevísimos instantes se evaporó toda el agua de refrigeración. La presión en la vasija del núcleo se elevó desmesuradamente y se produjo una primera explosión de vapor que produjo grietas y grandes daños.. Dos o tres segundos después hubo una segunda explosión mucho más violenta todavía. Se produjo una entrada de aire y el grafito que este modelo de reactor usaba como moderador de los neutrones se incendio. La catástrofe era ya de enorme magnitud y totalmente incontrolable.

El número de las víctimas es impreciso, lo que es seguro es que los costes económicos del accidente fueron enormes hasta el punto de que según el ex presidente Gorbachov llevaron a Rusia al borde del colapso económico. En la actualidad el coste de mantenimiento de Chernóbil es una pesada carga en la economía de Ucrania, que tuvo que llegar a un acuerdo con otros países para que financiaran el nuevo sarcófago para cubrir el reactor destruido en sustitución del que se construyó tras el accidente.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario