BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

Tras 16 años el fujimorismo podría regresar a la presidencia de Perú

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Han pasado 16 años desde que el pionero del fujimorismo, Alberto Fujimori, que gobernó desde 1990 al año 2000, renunciase a la presidencia de Perú. Ahora, esta vertiente política ha vuelto a irrumpir con fuerza en el escenario de los últimos años y está cerca de convertir a la hija del ex presidente, Keiko Fujimori, en la jefa del Estado.

La hija predilecta de Fujimori ha aparecido como favorita en las encuestas presidenciales en los últimos meses. Al frente del partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori podría convertirse en la presidenta del país andino, aunque no goza de los votos suficientes para ganar en una primera vuelta.

 Este domingo Perú celebra sus comicios presidenciales, así como los diputados al Congreso de la República y la de los representantes en el Parlamento Andino.

En septiembre del año 2000 salieron a la luz los famosos «vladivideos», unas grabaciones realizadas por la mano derecha de Fujimori, Vladimiro Montesinos, donde quedaba en evidencia el pago de sobornos a los partidos políticos para apoyar al gobierno.

 Tras la destitución de Montesinos y la muestra del deseo de convocar «en el mediano plazo» nuevas elecciones generales en las que no participaría, el líder peruano viajó el 13 de noviembre de 2000 a la Cumbre del APEC en Brunei, desde la cual se desplazó a Tokio debido a la posibilidad de ser acusado de corrupción.

Desde la capital japonesa el mandatario envió el 19 de noviembre de ese mismo año un fax al Congreso con su dimisión formal a la Presidencia para, según explicó a sus partidarios, «abrir paso a una etapa de definitiva distensión política que permita una transición ordenada».

El Legislativo rechazó la renuncia de Fujimori, pues ya estaba en conocimiento de los hechos de corrupción del Ejecutivo, declarando vacante la Presidencia de la República por «incapacidad moral permanente» del mandatario, inhabilitado para la función pública durante diez años.

Amparado en su doble nacionalidad peruano-japonesa, el ex gobernante vivió en Japón hasta noviembre de 2005, cuando sorpresivamente llegó en un avión privado a Santiago de Chile, donde fue detenido y se inició un proceso de extradición a petición de la justicia peruana.

Finalmente, Fujimori fue enviado a Lima en septiembre de 2007, y en abril de 2009 fue condenado a 25 años de cárcel por las masacres de Barrios Altos (ocurrida en 1991 y que se saldó con la muerte de 15 personas erróneamente vinculadas al grupo terrorista Sendero Luminoso por miembros de las Fuerzas Armadas del Perú) y La Cantuta (ocurrida en 1992 donde un profesor de universidad y nueve estudiantes fueron secuestrados y desaparecidos por el Ejército Peruano).

En julio de 2009 fue condenado a siete años y seis meses de prisión más por peculado doloso, apropiación de fondos públicos y falsedad ideológica en agravio del Estado.

Los detractores de Fujimori también evocan el «autogolpe» de abril de 1992, cuando el entonces presidente disolvió el Congreso e intervino el Poder Judicial con apoyo de las Fuerzas Armadas.

Según el organismo no gubernamental Transparencia Internacional, se estima que Fujimori habría acumulado una fortuna de 600 millones de dólares durante su administración.

Pese a estos hechos que involucran a su máximo líder, el fujimorismo, ahora impulsado por los hijos del ex mandatario Keiko y Kenji, aparece como favorito para ganar los comicios presidenciales y legislativos del domingo.

 Los partidarios de Keiko Fujimori defienden el gobierno de su padre con el argumento de que impulsó una lucha frontal contra los grupos insurgentes Sendero Luminoso y el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario