BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

Panameños indignados por el daño injusto por los ‘Papeles de Panamá’

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Sacudidos por el mayor escándalo “offshore” de la historia, abogados, empresarios y políticos se reunieron este jueves en el Café Boulevard Balboa, un emblemático restaurante que desde los años 50 les sirve de refugio en el corazón financiero de Ciudad de Panamá, para cerrar negocios e intercambiar historias. El tema de la conversación: cómo controlar el daño de lo que consideran injustamente llamados “Papeles de Panamá”.

Los más de 11,5 millones de documentos sustraídos del bufete de abogados panameño Mossack Fonseca, especializado en crear compañías ‘offshore’ (extraterritoriales), han puesto contra las cuerdas a la élite política, artística y deportiva mundial, desde Islandia al Reino Unido, pasando por China y Rusia.

 Pero también amenazan a la próspera comunidad legal del país centroamericano, indignada por el duro golpe para la reputación de la nación y sus más de 22.000 abogados.

“Yo tenía para firmar un contrato el lunes con unos clientes italianos, pero lo demoraron”, se lamentó Pablo González, un abogado corporativo de 39 años que trabaja para varias firmas que declinó mencionar.

Los abogados reconocen que Mossack Fonseca y otras compañías por el estilo pueden ser utilizadas para evadir impuestos y lavar capitales, pero aseguran que la amplia mayoría son utilizadas para negocios lícitos por panameños y foráneos.

El jefe de la Cámara de Comercio e Industria dijo que pese a que la industria legal ‘offshore’ apenas representa un 0,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) panameño, el daño en la reputación del país podrían impactar a otras áreas de la economía, desde la inversión extranjera al turismo.

La revelación de cuatro décadas de información de Mossack Fonseca por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés) y un centenar de medios el pasado domingo puso en evidencia cómo los poderosos utilizan complejos entramados corporativos para ocultar sus fortunas.

Mossack Fonseca aseguró en una entrevista con Reuters el martes que sus actividades son completamente legales y denunció haber sido víctima de un ataque de piratas informáticos.

El Gobierno prometió crear un comité para revisar sus políticas, pero advirtió que responderá con medidas recíprocas a cualquier país que, como Francia, lo amenace con devolver a la nación centroamericana a las listas de jurisdicciones que no cooperan con el intercambio de información financiera.

Sin embargo, las autoridades tampoco tienen la intención de proteger ese sector a toda costa. “Es un mercado que se regula por oferta y demanda: si la demanda (para crear compañías ‘offshore’) disminuye, evidentemente las firmas de abogados que se dedican a eso van a tener que reinventarse”, dijo Gian Castillejo, un asesor de alto rango del Gobierno del presidente Juan Carlos Varela.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario