BANCO NACIONAL DE PANAMA
Artículos

Determinan que el vuelo MH17 de Malaysia fue derribado por un misil ruso

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

El vuelo de Malaysia Airlines MH17 fue derribado sobre el este de Ucrania por un misil de fabricación rusa Buk, reveló este martes la Junta de Seguridad Holandesa al término de su investigación sobre el suceso ocurrido en julio de 2014, en la que no ha aclarado quién habría disparado el misil, ya que no tenía la capacidad para ello.

El Boeing 777 de Malaysia Airlines estaba realizando el trayecto desde Ámsterdan a Kuala Lumpur cuando fue derribado mientras sobrevolaba territorio ucraniano el 17 de julio de 2014. Las 298 personas que viajaban a bordo, entre ellas 80 niños, murieron en el siniestro.

El accidente «fue causado por la detonación de una cabeza explosiva de tipo 9N314M lanzada desde el este de Ucrania usando un sistema de misiles Buk», ha aseverado la Junta, precisando que el proyectil se disparó «desde un zona de 320 kilómetros cuadrados en el este de Ucrania».

El misil «estalló a la izquierda y por encima de la cabina del piloto» provocando que la parte delantera del fuselaje se viera «penetrada por cientos de objetos procedentes de la cabeza explosiva». «Como resultado del impacto y la subsiguiente explosión, los tres tripulantes en la cabina murieron de inmediato y el avión se partió en el aire», precisa el comunicado. Los restos del avión quedaron esparcidos en un radio de 50 kilómetros cuadrados.

Según ha explicado, el tipo de proyectil empleado se ha determinado en base a los daños en los restos encontrados, los fragmentos encontrados entre los restos y en los cuerpos de los tripulantes, y el modo en el que el avión se desintegró. Estos datos han quedado sustentados por el contenido de las cajas negras, una de las cuales grabó un estruendo en los últimos milisegundos.

Por último, ha precisado que para poder establecer el lugar exacto desde el que se lanzó el misil hará falta «investigación forense adicional». «Sin embargo, tal investigación queda fuera del alcance del mandato de la Junta de Seguridad Holandesa», ha recordado.

En otro orden de cosas, ha considerado que el Gobierno ucraniano debería haber cerrado su espacio aéreo sobre el este del país, dado que había en curso un «conflicto armado». Según ha explicado, entre el 14 y el 17 de julio sobrevolaron esa zona de Ucrania un total de 61 operadores de 32 países y el mismo día de la tragedia pasaron por allí antes «160 vuelos comerciales».

Así las cosas, tras constatar que a nivel mundial «es poco frecuente» que los gobiernos cierren su espacio aéreo en caso de conflicto armado, la Junta ha defendido que el sistema actual es «inadecuado» y por tanto las aerolíneas «asumen que si el espacio aéreo no está restringido es seguro».
Además, las compañías aéreas suelen tener en cuenta a la hora de estudiar la seguridad de sus vuelos el punto de partida y el de llegada, pero «no la seguridad de los países que sobrevuelan».

En este sentido, ha sostenido que los países inmersos en conflictos deberían recibir más incentivos y mejor apoyo para salvaguardar su espacio aéreo y ha opinado que las aerolíneas «deberían informar públicamente de sus rutas de vuelo».

El mismo día que se ha presentado el informe holandés, la empresa estatal rusa fabricante del misil que derribó el vuelo MH17 de Malaysia Airlines ha celebrado una rueda de prensa en Moscú en la que ha asegurado que el proyectil fue disparado desde una localidad que estaba bajo control de Kiev.

Almaz-Antey ha llevado a cabo un experimento en virtud del cual ha señalado que el vuelo MH17 fue alcanzado por un misil disparado desde la localidad de Zaroshchenskoye, bajo control de las fuerzas gubernamentales.

«Los resultados del (segundo) experimento desestiman totalmente los resultados de la comisión holandesa sobre el tipo y el lugar del lanzamiento», ha defendido el presidente de la empresa rusa, Yan Novikov.
«Hoy podemos aseverar que si el Boeing (de Malaysia Airlines) fue derribado por un sistema de misil Buk, entonces fue golpeado por un misil 9M38 disparado desde Zaroshchenskoye», ha añadido, según informa la agencia Itar-Tass.

Mijail Malishevski, asesor del diseñador de Almaz-Antey, ha refutado durante la rueda de prensa la versión de la comisión internacional de investigación que responsabilizó a los rebeldes prorrusos del derribo del vuelo comercial.malasyaMH17-larevistamn

Por otra parte, según la empresa rusa, su experimento le ha permitido determinar que el modelo empleado era mucho más antiguo que el que inicialmente se había sugerido y se trataría del 9M38. «El último misil de este tipo fue fabricado en la Unión Soviética en 1986», ha indicado Novikov, precisando que su periodo de vida, «teniendo en cuenta todas las extensiones, es de 25 años».

«Nosotros tenemos un protocolo sobre esta cuestión. Después de este periodo de tiempo, su uso está prohibido y los misiles fueron retirados del servicio», ha precisado el presidente de Almaz-Antey. El último de estos misiles fue fabricado en 1986 y Rusia los retiró en 2011.

Además, el asesor ha explicado que si se hubiera tratado de un 9M38M1 sus elementos de impacto dejan agujeros característicos con forma de mariposa, algo que no se dio en el fuselaje del avión derribado.

Almaz-Antey, que ha dicho haber gastado 10 millones de rublos en la investigación, presentó en junio los resultados preliminares de la misma. Entonces, había señalado que el MH17 debería haber sido derribado por el misil antiaéreo 9M38M1 del sistema de misiles BUK-M1 y que habría sido lanzado desde una localidad al sur de Zaroschenskoye.

El resultado de la investigación del fabricante ruso se conoce el mismo día en que está previsto que la Junta de Seguridad Aérea holandesa de a conocer el resultado de su investigación de 15 meses sobre el siniestro. Dicha investigación no se centra en depurar responsabilidades sino en los aspectos técnicos de lo ocurrido.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario