BANCO NACIONAL DE PANAMA
Artículos

El crédito barato enfermedad que sufrió la economía española y podría afectar a Alemania

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Con el nacimiento del euro, la soberanía de la política monetaria de todos sus miembros recayó sobre el BCE, es decir, una misma política para países muy diferentes. Parece evidente que durante el periodo expansivo 1999-2007 las directrices marcadas por el BCE ayudaron a inflar ciertas burbujas en países como España, con crédito barato para una economía que posiblemente crecía por encima de su potencial. Ahora le podría estar ocurriendo lo mismo a Alemania, un peligro del que ya han alertado tanto el Bundesbank como el Instituto Económico de Kiel.

Mientras el conjunto de la Eurozona necesita una política monetaria expansiva para estimular el crecimiento y reducir unas tasas de paro elevadas, Alemania lleva años creciendo a un buen ritmo y su tasa de paro está en el 4,7%. Además, el Gobierno presenta superávit fiscales. Es por ello que varias las instituciones piden una política monetaria más restrictiva para evitar las distorsiones en la inversión y la creación de burbujas. El euro podría empezar a ser un problema para Alemania.

Alemania sufre la enfermedad española

Varios economistas alemanes han alertado de que Alemania está creciendo por encima de su potencial, ya que el crédito barato está alimentando el precio de determinados activos por encima de lo racional y se está produciendo una mala asignación de los recursos. Empresas poco productivas que en un contexto normal no recibirían financiación o su coste sería muy elevado, hoy están recibiendo crédito barato ante la abundancia de capital y los bajos tipos.

Algunos efectos de está política monetaria contraproducente para Alemania son ya evidentes. Hay varias ciudades que corren el riesgo de estar padeciendo burbujas inmobiliarias, mientras que la productividad lleva tres años estancada. La economía germana crece, pero este crecimiento podría no estar siendo sano, sino que estaría siendo alimentado en gran parte por el crédito barato. Según el Instituto Económico de Kiel, el PIB potencial de Alemania es del 1,4%, y cualquier crecimiento por encima de ese 1,4% puede fomentar desequilibrios económicos como una burbuja inmobiliaria, por ejemplo.

Stefan Kooths, presidente del Instituto de Kiel, explica que «la economía germana se está alejando del camino de la estabilidad, estamos alcanzando un punto en el que nuestra capacidad productiva se está estirando demasiado, lo cual puede generar excesos y una mala asignación de los recursos que tendrá que ser corregida. En este sentido, un crecimiento fuerte no es una buena noticia».

Otro informe publicado por La Caixa Research señala que «el actual entorno monetario ultra acomodaticio, con tipos de interés en mínimos históricos y abundante liquidez global, ha presionado al alza el precio de muchos activos financieros. En este contexto, surge el temor de que aparezcan sobrecalentamientos en activos de inversión alternativos, como es el caso de la vivienda residencial.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario