BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

Matan a uno de los narcos más buscados de Colombia

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Una operación de las Fuerzas Armadas de Colombia acabó con la vida del que era considerado uno de los más importantes capos del narcotráfico del país, Víctor Ramón Navarro, alias Megateo.

El gobierno informó que Megateo murió en medio de un ataque en una zona selvática del noreste del país, cerca de la frontera con Venezuela.

“Información reciente de inteligencia de las Fuerzas Armadas confirma que Megateo fue abatido. Gran golpe, Felicitaciones, los criminales o sometidos a la justicia o terminan bajo tierra”, dijo el presidente Juan Manuel Santos en su cuenta en Twitter.

El gobierno había ofrecido una recompensa de 2.000 millones de pesos (US$670.000) por información que condujera a su captura.
Era uno de los hombres más buscados por las autoridades colombianas.

Norte de Santander, donde fue abatido, ha sido históricamente un sitio complejo en el devenir del conflicto del país. En una zona fronteriza con Venezuela, tuvieron su base grupos paramilitares y operan hoy en día las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y el Ejército Popular de Liberación (EPL), al que pertenecía Megateo.megateo-narcocolombiana-larevistamn

El EPL se desmovilizó oficialmente en 1991, pero no todos sus integrantes aceptaron abandonar las armas en esa oportunidad. Llegó a tener 4.000 hombres; hoy se calcula que no hay en sus filas muchos más de 100. Según las autoridades, quienes siguieron en armas se convirtieron esencialmente en narcotraficantes.

También Estados Unidos ofrecía una recompensa por la captura de Megateo, de US$5 millones.

“Cultiva coca, opera laboratorios de producción de cocaína y provee toneladas de cocaína a Estados Unidos, Canadá, República Dominicana y Europa”, indicaba la página en la que el Departamento de Estado de EE.UU. describía las razones por las que lo buscaba.

También lo acusaba de lavado de dinero y de corromper a oficiales colombianos. Su capacidad de influir en funcionarios públicos quedó profundamente evidenciada en 2006, cuando un miembro de la extinta oficina de inteligencia Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) filtró a Megateo los detalles de un operativo para capturarlo.

Cuando fueron a buscarlo, Megateo voló con explosivos el vehículo en el que viajaban. Murieron 17 miembros del ejército y el DAS.

No fue la única vez que Megateo logró evadir un intento por capturarlo, lo hizo en numerosas ocasiones; en 2008, incluso logró escapar del DAS, una vez detenido.

“Yo ya estaba capturado, en manos de ellos, y en un descuido me les tiré del carro. Fue pura negligencia”, dijo en la entrevista con Revista Semana.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario