BANCO NACIONAL DE PANAMA
Salud al instante

El premio GFI de Merck aporta 254.000 € a la investigación de la Fundación IVI

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Londres, 12 de julio 2013 Los constantes avances en medicina reproductiva ofrecen técnicas y tratamientos cada vez más personalizados que permiten mejorar la calidad de los embriones y aumentar las tasas de embarazo. Este es el objetivo que persigue IVI desde hace más de 20 años y que le ha hecho merecedor de premios como el Grant for Fertility Innovation (GFI), que recoge hoy su director científico e investigador principal del proyecto, Carlos Simón.

“Este premio es el más prestigioso del mundo en el campo de la medicina reproductiva, y gracias a este tipo de reconocimientos se ayuda a impulsar la investigación científica en este ámbito a nivel mundial”, afirma el Profesor Simón.

El proyecto al que GFI ha concedido 254.000 euros lleva por título “Análisis de miRNAs específicos en el fluido endometrial humano para uso como diagnóstico no-invasivo de receptividad endometrial” y pretende aportar las herramientas necesarias para determinar qué moléculas están implicadas en el periodo de mayor receptividad endometrial, conocido como “ventana de implantación”.

Felipe Vilella, investigador de la Fundación IVI y propulsor del proyecto, explica que “para que haya implantación debe haber diálogo entre el endometrio y el embrión, lo cual requiere un proceso sincronizado y preciso de desarrollo embrionario y transformación del endometrio a estado receptivo. El avance en el que estamos trabajando permite identificar unos marcadores (miRNAs) que indican cuándo es el momento oportuno para transferir el embrión al útero materno, y todo ello repercutiría en un aumento de la tasa de éxito de las técnicas de reproducción asistida”.

Este premio permitirá a IVI analizar en profundidad cómo los miRNAs que secreta el endometrio dirigen los cambios morfológicos y bioquímicos del endometrio y del embrión necesarios para la implantación. “Estas moléculas adoptan un perfil específico durante la ventana de implantación, cuyo análisis puede ser útil para el desarrollo de un nuevo método diagnóstico no-invasivo para predecir el estadio de receptividad del endometrio humano, a diferencia de las técnicas anteriores que requerían de una biopsia y no aportaban tanta precisión científica”, aclara Vilella.

Los miRNAs son transmitidos al embrión e incluso pueden actuar dentro de él modificándolo, ya que éste los reconoce y los internaliza. Todo ello puede repercutir en la transmisión de enfermedades que no van ligadas a los genes; un descubrimiento que podría suponer un gran avance para el ámbito de la medicina reproductiva.

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

2 Comentarios

Click aqui para publicar un comentario