BANCO NACIONAL DE PANAMA
Deportes

Guardiola mantiene conversaciones con varios clubs de élite que llaman a su puerta

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

guardiolaLa contundencia con la que Josep Guardiola sentenció el lunes que la próxima temporada volverá a entrenar ha puesto de nuevo en el primer plano el destino del técnico de Santpedor para la próxima temporada. Guardiola y su entorno mantienen conversaciones abiertas con varios clubs de élite y piensan tomar una decisión en un par de meses, por eso el técnico se aprestó a decir que todavía no tiene equipo.

¿Inglaterra? ¿Italia? ¿Alemania? ¿Francia? A Pep no le han faltado novias todos estos meses ni le faltarán, pero lo que parece bastante claro es que Guardiola dirigirá a un equipo grande de Europa la próxima temporada. Quiere volver para ganar.

En el otro lado de la ciudad, el Manchester United también cumpliría los deseos de Pep por tradición y por manera de trabajar pero queda la eterna incógnita de cuándo decidirá poner fin a su carrera en los banquillos el legendario Alex Ferguson, que insinuó hace poco que piensa seguir dos o tres años más.

Más posibilidades económicas y deportivas tiene el Chelsea, donde el patrón Roman Abramóvich, bebe los vientos desde hace mucho tiempo por incorporarle. Su técnico actual, Rafa Benítez, sólo tiene contrato hasta junio e incluso en las alineaciones que se reparten en el palco antes de los partidos en la parte del Chelsea ha aparecido la expresión «entrenador interino».

En la misma línea se manifestó el propietario del Milan, Silvio Berlusconi. Siempre lenguaraz, Il Cavaliere no escondió su pasión profesional por el de Santpedor, pero ve muy complicado que Pep termine pronto en San Siro. «He intentado traer a Guardiola porque el Barcelona ha sido el que mejor fútbol ha jugado estos últimos años. Contactamos con él pero luego vino el club que contrató a sus amigos (en referencia al City). El porcentaje de opciones de que venga al Milan es muy bajo», admitió el mandatario milanista. El conjunto lombardo, que ha vendido a Pato y quiere hacer lo propio con Robinho, y en general el fútbol italiano no tienen el poderío económico de antaño, circunstancia que alejaría a Guardiola del calcio.

Otro histórico como el Bayern también se ha puesto en contacto con Guardiola y su entorno. Le quieren y le persiguen. Su técnico, Jupp Heynckes, sopesa no seguir. Aquí, además del problema de la lengua, no tan importante, la principal dificultad sería el entorno. Si en el Barcelona siempre ha sido Johan Cruyff el que se ha movido como un satélite dictando sentencia, en Munich están Beckenbauer, Rummenigge y Hoeness echando regañinas a diestro y siniestro. Queda Francia, con una liga menos competitiva. Además el objetivo del PSG es José Mourinho, con el que ya han hablado.

Fuente: lavanguardia

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario