BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

“Chávez debe empezar a preparar su sucesión” Lula de Silva

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

El presidente venezolano Hugo Chávez, quien acaba de salir reelecto, podría estar preparando el camino para traspasar las riendas del poder a uno de sus colaboradores en medio de las insistentes señales de que el cáncer que padece podría no permitirle culminar su nuevo mandato.
Aún cuando se desconoce la gravedad de su enfermedad, analistas dijeron que cada vez son mayores las señales de que el líder de la Revolución Bolivariana comienza a dar los primeros pasos para instaurar un Chavismo sin Chávez, movimiento que tendría al recién nombrado vicepresidente Nicolás Maduro a la cabeza y que garantizaría la continuidad de los acuerdos de su gobierno con Cuba, Brasil, China y otros de sus aliados.

La última señal sobre la gravedad de la enfermedad provino de boca del ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, un cercano amigo que ha estado siguiendo la condición médica del mandatario venezolano.

“Creo […] que el compañero Chávez debe empezar a preparar su sucesión”, afirmó Lula tras ser consultado sobre la reelección del gobernante venezolano por el diario argentino La Nación.

Chávez, quien ha sido sometido a tres cirugías y varias rondas de quimioterapia y radioterapia desde que se le diagnosticó el cáncer en junio del 2011, sostiene que ya se curó de la enfermedad y ha asegurado en varias oportunidades que está en condiciones de seguir gobernando al menos hasta el 2019, cuando culminaría el nuevo mandato que obtuvo en las elecciones del 7 de octubre.

Pero el gobernante se vio enfermo durante su campaña presidencial, luciendo en algunas ocasiones hinchado y con piel descolorida, y en otras mostrando dificultad para caminar. Sus apariciones en público fueron relativamente escasas y de corta duración, al tiempo que allegados a su campaña dijeron que su agenda fue frecuentemente alterada durante la contienda electoral debido a sus problemas de salud.

Analistas consideraron que las declaraciones de Lula no fueron brindadas por casualidad.

“Fue un mensaje orquestado, calculado, porque hay mucho dinero de por medio, particularmente [en] los intereses de Brasil en Venezuela”, indicó desde Washington el analista Martín Rodil.

Otro de los elementos que también llamaron la atención fue la rapidez con que Chávez nombró a Maduro como su vicepresidente, agregó el analista Alberto Franceschi.

“Ese nombramiento, casi automático después de haber ganado las elecciones, es una señal absolutamente clara de que sí prepara una sucesión”, comentó Franceschi.

Pero el nombramiento sería solo el primer paso a ser tomado para que Maduro pudiese asumir la presidencia de la República en caso de que Chávez falleciera, o tuviese que separarse del cargo por motivos de enfermedad.

Según la Constitución venezolana, el vicepresidente asumiría la presidencia de inmediato en caso de ausencia absoluta del mandatario. Pero debe convocar a elecciones que deben ser realizadas en un plazo de 30 días, si la desaparición física se produce en los primeros cuatro años de su mandato.

Ir a elecciones con tan poco tiempo de preparación con un candidato chavista que no sea Chávez conllevaría un riesgo muy alto para el oficialismo.

Franceschi comentó que para evitar ese tipo de peligro, Chávez podría proponer algún tipo de reforma constitucional como instrumento para desarmar ese tipo de limitaciones.

Pero incluso si llegara hacerlo, Maduro podría enfrentar grandes dificultades para preservar el poder, advirtió Franceschi

Fuente: elnuevoherald

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario