BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

Fallece la actriz Sylvia Kristel, la sensual ‘Emmanuelle’

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

La actriz holandesa Sylvia Kristel, conocida por haber interpretado a la heroína de la película erótica ‘Emmanuelle’ (dirigida por Just Jaeckin en 1974), murió anoche, enferma de un cáncer, según ha comunicado su agente, Marieke Verharen. La actriz tenía 60 años.

¿Cómo abordar la noticia de la muerte de Kristel sin la sonrisa que a todo el mundo se le dibuja en la cara cuando aparece el nombre de ‘Emmanuelle’? Todo en la carrera de su protagonista remite a la legendaria película erótica que protagonizó en los años 70, que estuvo en cartelera durante 13 años consecutivos y motivó 10 tesis doctorales. El resto de la carrera de Kristel fue más bien irrelevante e, incluso sus apariciones en un cine más ambicioso (alguna película con Claude Chabrol, con Roger Vadim) remitían irónicamente o no, al símbolo de ‘Emmanuelle’.

Y eso, que si viésemos la película hoy, ahora que cualquier misterio sexual parece desvelado, casi todos nosotros nos quedaríamos un poco fríos. Ni las aspiraciones artísticas ni la carga erótica de ‘Emmanuelle’ han envejecido bien. Sin embargo, eso no significa que la película no tuviera méritos. Sobre todo, uno: el de la ambigüedad.

En ese ambiente, ‘Emmanuelle’ nació con la virtud de atraer a todo el mundo. A los hombres enardecidos y deseosos de ver nalgas, pubis y pechos desnudos. Y a las mujeres feministas, encantadas de encontrar una heroína liberada y dueña desinhibida de su sexualidad. Eso en cuanto al mensaje.

Vida triste

Sylvia Kristel nació en Utrecht, el 28 de septiembre de 1952. Para gozo de sus admiradores, sus padres, hosteleros, la enviaron a un internado religioso cuando tenía 11 años, donde se ganó fama de indisciplinada. Empezó su carrera profesional como modelo, cayó en el cine más o menos casualmente, se encontró con el éxito colosal de ‘Emmanuelle’ y después intentó con no mucho éxito desbordar las fronteras del ‘soft porn’.En 1976, protagonizó ‘René la Canne’ de Francis Girod, con Gérard Depardieu, y ‘Alice ou la dernière fugue’ de Claude Chabrol. Sin embargo, para 1981 volvía a estar enrolada en una película erótica: ‘El amante de Lady Chatterley’, de Just Jaeckin, a los que seguirían títulos como ‘Mata Hari’, ‘Casanova’, ‘Hot blood’ y las secuelas de ‘Emmanuelle’, en las que figuro como ‘guest-star’ recurrente.

A finales de los 90, su carrera estaba bajo mínimos. Kristel tuvo problemas de adicción al alcohol y a la cocaína a la que, más adelante, achacó las malas decisiones que tomó durante sus mejores años. Se arruinó y llevó una vida sentimental bastante torturada (deja una hija), pero pudo hacer terapia con la autobiografía ‘Desnuda’, publicada en 2006, que le animó a reactivar su carrera dentro del cine holandés. Además, pintó y diseñó ropa con algún éxito. Durante sus últimos años, vivió entre Ámsterdam y California.

Fuente: el mundo

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

1 Comentario

Click aqui para publicar un comentario