BANCO NACIONAL DE PANAMA
La Revista - Lo Nuevo

Situación de los países rescatados está pero que antes

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

La situación de Grecia, Portugal o Irlanda ha empeorado desde que se les lanzó el supuesto salvavidas europeo

Rescatar a alguien es salvarle. Evitar que se ahogue. Cuando Europa lanzó el salvavidas a Grecia, Irlanda y Portugal, lo hizo para ayudar a mantener el país a flote. Pero la pregunta es, ¿lo consiguió?

Fue en mayo del 2010 cuando la fórmula del rescate se aplicó por primera vez. Europa decidió lanzarle un salvavidas a una Grecia que se estaba ahogando. El Fondo de Estabilización Financiera, esa hucha dotada con 440.000 millones de euros, serviría para evitar la quiebra del país heleno y de cualquier economía europea en situación de riesgo. FMI y Comisión Europea aportarían fondos por valor de 750.000 millones de euros.

Tanto Portugal como Irlanda se resistieron a recibir la ayuda que se les ofrecía. Dublín, al igual que España tenía «graves problemas» derivados de una crisis bancaria. La limpieza de activos tóxicos iba a costarle alrededor de 50.000 millones de euros, disparando el déficit público hasta el 32%. Sin embargo, la primera reacción de los irlandeses fue rehuir la ayuda que se les ofrecía alegando que contaban con un colchón suficiente para poder mantener su sector público «al menos hasta mediados de 2011».

También el ministro portugués de Finanzas, Fernando Teixeira Dos Santos, aseguró en un principio que su país no tenía intención de recibir el rescate. Aunque como se sabe, terminaría aceptándolo. La negativa previa tenía un sentido: La Unión Europea no es un mecenas altruista, sino un prestamista que exige garantía de pago. El país que acepta las condiciones de un rescate total debe aceptar la llegada de la Troika con todas sus consecuencias. La primera, perder todo poder de decisión sobre la política económica y social del país.

El calvario griego
Grecia tuvo que subir el IVA al 23%, bajar las pensiones un 21%, mandar 150.000 funcionarios a la calle y reducir el salario mínimo hasta los 585 euros.

El país ni siquiera se ve capaz de llegar vivo a noviembre si no recibe el próximo tramo del rescate. El primer ministro de Grecia, Antonis Samaras comparó este viernes la situación de su país con la de Alemania antes de permitir el triunfo del nazismo.

Fuente: abc

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

1 Comentario

Click aqui para publicar un comentario