BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

La evolución del presidente Santos «ha sido satisfactoria»

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

“La intervención quirúrgica se realizó de manera usual, exitosa, bajo anestesia regional, como se había planteado”. Ese fue el anuncio del médico Felipe Gómez, el cirujano que ayer extrajo el tumor cancerígeno que tenía el presidente Juan Manuel Santos en la próstata. “No tuvimos inconvenientes con sangrados ni con hallazgos que no estuviéramos esperando. La recuperación se está llevando a cabo en su habitación y esperamos que en unos dos o tres días lo podamos tener con su familia en su casa”, agregó Gómez.

En un segundo comunicado, emitido en la noche, el equipo médico informó que la evolución del presidente “ha sido satisfactoria, sus signos vitales han estado estables, ya ha iniciado y tolerado la vía oral y ha podido sentarse, dado el control adecuado del dolor”.

Una veintena de policías aseguran las entradas del hospital. Están apostados en parejas, revisan los bolsos y preguntan para dónde va el que entra. Hay militares, sosteniendo armas, que también acordonan el lugar, y una decena de hombres de traje y corbata, que miran con desconfianza.

A las 6:20 de la mañana, Santos llegó al hospital, se bajó del carro, ceremonioso, y saludó a los periodistas que estaban esperándolo a la entrada de la clínica. Con él estaban su esposa María Clemencia, su hija María Antonia y su hijo Esteban, quien pidió permiso al batallón de lanceros del Ejército al que pertenece para acompañar a su padre.

El procedimiento, programado para las 7:00 a.m., empezó puntual. Lo primero que hicieron los médicos fue anestesiarle la mitad inferior del cuerpo. Santos tuvo que esperar cerca de 40 minutos a que la droga hiciera efecto.

Entró al quirófano a las 8:30 a.m. y la cirugía duró dos horas y media. Pasó una hora más antes de que el presidente fuera trasladado a una habitación en el tercer piso del hospital. A las 11:07 de la mañana se conoció el parte positivo de los médicos y poco a poco Santos fue retomando sus actividades. En la tarde se comunicó por teléfono con el alto consejero para la Paz, Sergio Jaramillo; el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y el ministro de Minas y Energía, Federico Renjifo, con quienes dialogó sobre asuntos pendientes en la agenda.

En la tarde fue visitado por la canciller María Ángela Holguín y del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien horas antes aclaró que no será necesario que él asuma como ministro delegatario.

El mandatario también recibió una llamada del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y un mensaje del primer ministro británico, David Cameron, quienes le desearon pronta recuperación. Al final de la tarde, desde su habitación en la clínica Santa Fe, Santos revisó y firmó otros decretos como si estuviera en su despacho presidencial.

Lo cierto es que, por ahora, las cinco camionetas blindadas y la ambulancia que componen la caravana que moviliza al mandatario seguirán aparcadas en la clínica Santa Fe, esperando la orden para llevarlo de vuelta a casa .

Fuente: el espectador

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

1 Comentario

Click aqui para publicar un comentario