BANCO NACIONAL DE PANAMA
#PodcastRST

Disputas familiares amenazan el futuro del gigante coreano Samsung

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Una disputa familiar de Samsung Group, la matriz de la mayor compañía de electrónica del mundo por ingresos, podría alterar el traspaso del control de un gigantesco conglomerado que fabrica desde teléfonos móviles hasta buques, y cuyas ventas anuales, por valor de 234.000 millones de dólares, superan los de la economía de Singapur.

Lee Kun-hee, el hombre más rico de Corea del Sur y presidente de Samsung Electronics, se enfrenta a tres demandas de su hermano mayor, Lee Maeng-hee, de una hermana y de otro pariente, que le reclaman 1.000 millones de dólares en activos, sobre todo en acciones de Samsung Life, un compañía de seguros en el centro de una red de participaciones cruzadas de Samsung Group. es poco probable, sin embargo, que asista el caso en el Tribunal Central de Seúl.

Las probabilidades de que Lee termine perdiendo el control de Samsung son escasas, pero la disputa legal sobre una pequeña parte de la fortuna de Samsung – justo cuando sale a los mercados el dispositivo estrella de la compañía, el ‘smartphone’ Samsung Galaxy III- podría empañar el momento en el que dé las riendas de la multinacional a su único hijo, Jay Lee .

La audiencia judicial también puede arrojar más luz sobre cómo la familia de Lee mantiene el control sobre un grupo en expansión, un asunto del cual algunos detalles surgieron en un pleito de 2008, cuando Kun-hee fue hallado culpable de delitos financieros y la evasión fiscal. Dos años más tarde fue indultado y retomó el control del gigante asiático de la electrónica.

En una declaración pública bastante inusual para tratarse de la familia más poderosa del país asiático -los grupos industriales de propiedad familiar que ejercen gran influencia económica y política- el hermano mayor del presidente, con más de 80 años de edad, ha llamado a su hermano menor (que es septuagenario) «codiciosos» e «infantil».

Por su parte, Kun-hee ha respondido que Maeng-hee fue depuesto de la familia y su propio padre, Lee Byung-Chull, que fundó el grupo en 1938, consideró en su momento que no era adecuado que dirigiera la compañía.

Everland

El grupo Samsung está controlado por Samsung Everland, una empresa que hace funcionar un pequeño zoológico y un parque temático, y que cuenta con un capital social de sólo 10,7 millones de dólares.

Si la participación de Kun-hee en Samsung Life cae en manos de Everland, bajo la ley de Corea del Sur Everland se consideraría una sociedad financiera de cartera, lo que requeriría a las empresas bajo su control vender participaciones en empresas no financieras, incluyendo Samsung Electronics.

Maeng-hee, el hijo mayor del fundador de Samsung, y su hermana están buscando hacerse con una cuarta parte de la participación de Kun-hee en Samsung Life.

Kun-hee es el mayor accionista de Samsung Life, con una participación del 20,76%, seguido de Everland con el 19,34%. Como parte de la red de participaciones cruzadas, Samsung Life posee 7,21% de Samsung Electronics, que a su vez posee el 35,29% de Samsung Card, que además tiene 8,64% de Everland.

«Lee (Kun-hee) prefiere una liquidación en efectivo, porque si pierde algo de su participación en Samsung Life podría provocar una restructuración en la propiedad más importante de las principales empresas de Samsung», asegura Jun Yong-ki, un analista de Hyundai Securities.

Comprar más acciones de Samsung Life sería una opción costosa para el Kun-hee y Lee Jay. Sería más sencillo y más barato que Everland vendiera su participación en Samsung Life a otras entidades del grupo, para que la familia siguiera siendo el principal accionista de Samsung Life manteniendo su estructura de propiedad, según los analistas.

Samsung declinó hacer comentarios sobre el litigio, que es un caso personal. Kun-hee ha contratado a tres de los bufetes de abogados más grandes e importantes del país para que lo defienda.

Fuente: el mundo

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

1 Comentario

Click aqui para publicar un comentario