BANCO NACIONAL DE PANAMA
Escenas del Espectáculo

Tom Cruise admite estar satisfecho con su vida y felizmente casado

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

El actor Tom Cruise ha repasado su trayectoria en una entrevista publicada por la revista ‘Playboy’ en la que se ha declarado un romántico total.

A punto de cumplir 50 años (3 de julio), el protagonista de ‘Top Gun’ admite estar satisfecho con su vida y se declara felizmente casado, a pesar de que el inconformismo es un sentimiento que le ha acompañado en su carrera desde que comenzó, hace más de tres décadas.

Su afán de perfección le ha ‘obligado’ a prepararse duramente para su próximo estreno, ‘Rock of Ages’. En este trabajo tuvo que aprender a cantar y moverse como un profesional sobre el escenario para lo que entrenó ocho horas diarias, cinco de canto y tres de baile.

El día de su cumpleaños, el actor estará en Islandia rodando su próxima película de ciencia ficción, ‘Oblivion’, que verá la luz en 2013, un destino remoto aunque Cruise viaja siempre con su esposa Katie Holmes y sus hijos.

«La familia siempre ha sido importante para mí. Cuando estoy de grabación todo el mundo viene. Cuando Katie rueda yo estoy allí con ella y los niños. Siempre estamos juntos. Siempre quise ser un padre, un marido. Siempre he tenido ética laboral y he tenido siempre un trabajo remunerado desde que tenía 8 años y cortaba el césped», ha resumido el artista que se deshace en elogios a su mujer.

Y… cómo no, la Cienciología

El actor ha señalado en la publicación que ha decidido no hablar más de su religión, la Cienciología, cuando promociona una película para que no le acusen de proselitismo.

Con casi medio siglo a su espalda, Cruise, que afirmó que jamás se haría cirugía estética, habló con entusiasmo de sus aficiones, como las motos, los coches de carrera o su avión de combate P-51, un modelo empleado en la Segunda Guerra Mundial y en la Guerra de Corea con el que hace giros acrobáticos.

Se compró con sus ahorros su primera motocicleta cuando tenía 12 años y ya por entonces le gustaba pisar el acelerador y hacer piruetas, según admitió, aunque su récord de velocidad lo alcanzó a los mandos de un automóvil.

«Más de 320 kilómetros por hora, en Daytona», rememora el actor que dio sus primeras clases de vuelo tiempo después de finalizar el rodaje de ‘Top Gun’ y con Sydney Pollack como profesor. Su avión, que adquirió en el año 2000, lleva por nombre Kiss Me Kate (Bésame, Kate).

Fuente: el mundo

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario