BANCO NACIONAL DE PANAMA
Club de Cinéfilos

Julia Roberts una madrastra para una Blancanieves excesiva

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

22 mar.- Julia Roberts ha buscado un papel a su medida y lo ha encontrado en una madrastra de Blancanieves que luce en medio de un montaje excesivo y barroco, en el que el cuento tradicional se ha transformado en lo que pretende ser una comedia que se queda a medio camino de todo.

«Mirror, mirror» no llega a ser una comedia, pero está lejos de ser un drama; tampoco es una parodia porque se toma a sí misma demasiado en serio; la ironía con la que adorna sus diálogos se desdibuja para no parecer demasiado hiriente y los personajes resultan tan forzados que los actores parecen meras caricaturas.

En un intento de ofrecer una versión renovada del clásico de los hermanos Grimm, el realizador indio Tarsem Singh («The Cell») aporta un excesivo toque bollywoodiense a una historia en la que desaparece el envenenamiento por manzana de Blancanieves y en la que el príncipe es objeto de deseo amoroso de la madrastra.

Un triángulo amoroso que se convierte en el centro de la película para así aumentar el protagonismo del personaje de la madrastra, que en esta versión es el centro de toda la historia.

Una película que llega la semana próxima a pantallas americanas a la espera de que en junio se estrene la segunda versión de este año del clásico de los Grimm, con Kristen Stewar como una guerrera Blancanieves, y Charlize Theron como la malvada madrastra.

Fuente: la informacion

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario