BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

Joven gay aspira a ser presidente en Kenia

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Madrid.- Denis Nzioka está trabajando en su campaña de cara a las próximas elecciones en Kenia. Denis es joven, alto, bien parecido, educado; se expresa con claridad, tiene carisma, resulta fotogénico… Uno diría que cuenta con todo lo necesario para entrar en política. Excepto por un pequeño detalle. Denis es gay, no hace nada por ocultarlo e incluso ha trabajado como portavoz de la comunidad gay más visible del país, lo que en un lugar como Kenia sigue siendo peligroso aunque su sociedad sea más tolerante que la de países vecinos.

En un principio, quería ser sacerdote y estudió durante años en un seminario en Nairobi. “Ya sabía que era homosexual pero el catolicismo no dice nada mientras no tengas relaciones y, como teníamos que mantenernos célibes, yo me encontraba en paz y sin problemas”. Pero seguía pensando sobre su sexualidad y la discriminación que sufren los homosexuales. Como otros homosexuales, Denis sufre las miradas y comentarios despectivos en público pero, en su caso y por ser conocido, ha sido peor y en los últimos tres años ha tenido que cambiar tres veces de domicilio debido a amenazas directas o a que los vecinos no querían que viviera allí.

Pero tras dar el paso y entrar en política, aspira alto. «Ahora por fin puedo decir abiertamente que quiero llegar a ser presidente», asegura. Tras pensárselo durante un tiempo, y aprovechando las oportunidades que crea la nueva Constitución keniana, fue a la comisión electoral en octubre a formalizar su candidatura como presidente para los próximas elecciones, previstas para diciembre de este año o marzo de 2013.

«Sabía que la posibilidad de ganar sería muy remota pero quería presentarme en serio, así que fui con toda mi documentación a la comisión y fue entonces cuando allí me dijeron que la Constitución impone un mínimo de edad para presentarse a presidente». Ocurre que, según el nuevo texto, hay que tener al menos 35 años y cuando se celebren las elecciones Denis tendrá 27. «Así que ahora estoy en conversaciones con algunos de los candidatos independientes para que me incluyan en su lista como aspirante a vicepresidente, para lo que no hay limitación por edad».

«Por desgracia, sé que los kenianos no se fijarán en lo que puedo ofrecer sino en el hecho de que soy abiertamente gay. Y, de acuerdo, lo más probable es que no salga elegido», reconoce. «Pero el hecho de que me presente y de que no esconda mi homosexualidad es ya un acto importante en sí, la gente lo verá y tendrá que pensar en ello, será algo que ya habrá ocurrido».

Denis reconoce las enormes dificultades, sobre todo de cara a convencer al keniano medio que no vive en Nairobi, una ciudad mucho más abierta que la Kenia rural, pero se muestra confiado en poder atraer a diferentes tipos de grupos sociales.

Nada desanima a Denis. Como casi cualquier político tiene respuesta para todo. Parecería imposible pero quién sabe si su mezcla de juventud, ambición, pragmatismo y el salirse de la norma no serán la receta adecuada para acabar siendo, como él dice, el primer presidente gay de África.

Fuente: vanguardia

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

1 Comentario

Click aqui para publicar un comentario