BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

Trampas mortales: la solución para impedir los polizones en los trenes en Indonesia

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Las autoridades ferroviarias de Indonesia han colocado trampas mortales en las vías del tren para impedir que una legión de polizones viaje encaramada en el techo de los vagones y obligarla así a pasar por taquilla a comprar el billete.

Los «surferos del tren», como les llaman en Indonesia, son un grupo heterogéneo y cada vez mayor, formado por indonesios sin el dinero suficiente para pagar el pasaje o que quieren eludir el hacinamiento en el interior y por aquellos que suben al techo solo por diversión.

«Da una sensación refrescante», dice Andi, de 23 años, un polizón habitual que conoce los peligros de viajar en el techo de los vagones de los trenes que recorren la isla de Java, la más poblada de este archipiélago con 240 millones de habitantes. «Es arriesgado, sí, pero el billete es demasiado caro para mí y, aunque te lo compres, nadie te garantiza que vayas a tener sitio dentro del tren porque siempre está atiborrado»

El nuevo método ideado por la compañía ferroviaria PT Kereta Api consiste en una estructura que atraviesa de un lado al otro el carril de la vía y de cuyo larguero penden unas cadenas con bolas macizas de cemento de tres kilos de peso que al paso del tren quedan a un pocos centímetros del techo de los vagones.

De esta forma, y a la velocidad a la que va el tren, las bolas golpean con fuerza contra todo aquello que sobresalga del techo del vagón, por lo que ese impacto en una persona puede acarrear serias consecuencias, además de tirarla abajo.

Krisna Nugraha, un vecino de Bekasi, la primera localidad en la que ha sido instalado este artilugio, se burla del nuevo método y señala que los «surferos» están acostumbrados a sortear toda clase de obstáculos.

La iniciativa ha sido criticada por los grupos comprometidos con la defensa de los derechos humanos, que denuncian que ese artilugio pone en peligro la vida de las personas.

La ley indonesia establece penas de hasta tres meses en prisión y multas de 15 millones de rupias (1.677 dólares,1.287 euros) para las personas que viajen en el techo de los trenes, aunque rara vez se aplican.

La infraestructura ferroviaria y los trenes de Indonesia están en pésimas condiciones, pese al elevado número de viajeros que transportan.

Fuente: la informacion

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario