BANCO NACIONAL DE PANAMA
La Revista - Lo Nuevo

La asesina y viuda de Gucci pide cárcel, no trabajo

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

CIUDAD DE MÉXICO.- La viuda y autora intelectual del asesinato de Maurizio Gucci, Patrizia Reggiani, tiene la opción de solicitar que su condena en prisión quede limitada a sólo alojar en la cárcel, dejando así el resto del día a trabajar, pero ella no quiere apelar a este beneficio.

Reggiani fue condenada a 26 años de cárcel en 1997, dos años después de que ordenara a un sicario que matase a su esposo en la entrada de su domicilio.

El juez a cargo del caso le dijo a la reclusa, que lleva 14 años al interior de la cárcel de San Vittore en Milán, que podría pasar el día fuera de prisión desempeñándose como trabajadora en un restaurante o un gimnasio, pero la respuesta que recibió fue inesperada y altanera.

“Nunca en mi vida he trabajado. No pienso empezar ahora”, dijo con seriedad la homicida, según el diario español El País.

El abogado de Reggiani, Danilo Buongiorno “Mi clienta está abatida, sufre todavía por la operación cerebral que le fue realizada hace unos años”.

Desde 2005 la viuda de Gucci goza un beneficio que sí disfruta: visita a su madre por 12 horas cada 15 días.

La llamada “viuda negra ” se casó con Maurizio Gucci en 1972 y tuvieron dos hijas, Alesandra y Allegra, de 36 y 29 años, respectivamente, en 1995 pagó a un sicario para matar a su esposo.

Además es famosa por su célebre frase: “Mejor lloro en un Rolls Royce que ser feliz en una bicicleta”.

Fuente: vanguardia

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario