BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

Steve Jobs murió sin aceptar encontrarse con su padre

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

No hubo reconciliación. Steve Jobs murió la semana pasada sin aceptar encontrarse con su padre. Abdulfattah Jandali, de 80 años, asegura que a uno de sus últimos correos electrónicos, en los que se interesaba por su salud, el cofundador de Apple respondió con un escueto: «Muchas gracias». Pero eso no era muestra de estima, sino en todo caso de educación. «Básicamente, lo que sientes es tristeza», declaró a la hora de describir qué sensación tuvo cuando se enteró del fallecimiento de Jobs. «Manager» en un casino de Nevada y consumidor de los productos Apple desde el principio, no supo hasta 2005 que el gurú de esa compañía era su hijo.

Cuando saltó la noticia de su muerte, John Jandali, como se le conoce casi desde que en 1952 llegó a EE.UU. procedente de Siria, llamó a su hija Mona Simpson, afamada novelista. Pero, como su hermano Steve, ella tampoco mantiene relación con el progenitor de ambos.

El hombre pasó las horas mirando las fotografías de Jobs que aparecían en las webs, sobre todo aquellas en las que se veía al genio de Apple con una veintena o treintena de años. «Era exactamente como yo», confesó al «The Wall Street Journal», en una de las pocas entrevistas que ha aceptado realizar. «No sé por qué le escribí correos electrónicos. Supongo que porque me sentí mal cuando me enteré de su salud. Él tenía su vida y yo la mía, y no estábamos en contacto. Si le hubiera hablado, no sé qué le habría dicho».

Jobs no perdonó nunca la actitud de su padre —con su madre y su hermana entró en contacto cuando él tenía 27 años, y lo continuó manteniendo hasta el final—, y luego el propio Jobs afrontaría con mala conciencia el no haber dedicado más tiempo a sus propios hijos. A la hora de explicar por qué había aceptado colaborar con la publicación de una biografía suya, que aparecerá la próxima semana, Jobs declaró: «Quería que mis hijos me conocieran.

Jandali nació en una prominente familia de Homs, la tercera mayor ciudad de Siria. Con el objetivo de ser diplomático, en 1952 marchó a EE.UU. para hacer un doctorado en la Universidad de Wisconsin. Durante ese tiempo como estudiante en Madison entabló una relación amorosa con Joanne Schieble. Ella quedó embarazada en 1954. Ante la oposición de su padre al matrimonio con Jandali, se fue a San Francisco a dar a luz y dejar el bebé en adopción.

Fuente: abc

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario