BANCO NACIONAL DE PANAMA
Noticias

El Presidente Martinelli intenta minimizar crisis por quiebre de alianza

LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

El presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, afirmó este miércoles que su verdadero aliado es «el pueblo», en un intento por minimizar la crisis política que provocó al destituir a su canciller Juan Carlos Varela, lo que causó el martes el quiebre de la coalición derechista gobernante.

«Primero viene el país. La alianza es con el pueblo», dijo Martinelli, quien se declaró «feliz de seguir trabajando por el pueblo», un día después de destituir a Varela, su compañero de fórmula en los comicios de 2009, que conservó su cargo de vicepresidente panameño por haber sido elegido en las urnas, aunque sin ninguna función en el gobierno.

«Me he dado cuenta estos días que es cierto que la política es el arte de hacer falsos amigos y verdaderos enemigos», agregó Martinelli en su cuenta de la red social Twitter, afirmando que «la supuesta crisis la magnifican algunos medios».

«El canciller (Varela) puso los intereses de él personales por encima de los intereses del pueblo», dijo el ministro de turismo, Salomón Shamah, al canal TVN-2.

«Este es el gobierno de Ricardo Martinelli. No podemos estar jugando al seudogobierno a estar inventando que uno hace cosas», agregó Shamah, quien afirmó que Varela «un día está jugando política y otro día está jugando a vicepresidente».

Los correligionarios de Varela, que renunciaron a sus puestos en el gobierno, arremetieron contra Martinelli y amenazan con enfrentarlo en el Congreso.

«No podemos seguir siendo parte de este teatro o pantomima», dijo el ex viceministro Luis Ernesto Carles, quien dimitió junto a los ministros de Economía, Alberto Vallarino, y Vivienda, Carlos Duboy, en solidaridad con su líder.

«Es lamentable que a quien se haya destituido haya sido precisamente al vicepresidente, un hombre transparente (…), y no se hayan destituido a quienes si se les ha podido dar seguimiento y probar actos de corrupción», dijo Carles.

Varios escándalos de corrupción han salpicado al gobierno derechista. Además, se venían dando roces entre los dos partidos del gobierno.

Martinelli, que asumió el poder el 1 de julio de 2009, ha visto caer en las últimas semanas su popularidad a la mitad desde el 90% que llegó a tener al iniciar su mandato.

«En estos momentos el clima es de desasosiego e incertidumbre», dijo el analista Jaime Porcell a la AFP.
«Si Varela decide el camino de la sacadera de trapos, pudiera quedar enjuiciado y afectado en sus finanzas. Si decide ese tipo de oposición dura, de dimes y diretes, vamos a una guerra muy fea», añadió Porcell.

Los diputados del partido de Varela dieron por terminada la alianza en el Congreso, por lo que Martinelli perderá la mayoría absoluta en el legislativo.

Con esta ruptura, Cambio Democrático contará en el Congreso con 31 diputados, frente a 40 de oposición: 20 panameñistas, 19 socialdemócratas y un democristiano.

Como vicepresidente, Varela tiene derecho a asistir a las sesiones del gabinete, con derecho a voz pero no a voto, y debe reemplazar al presidente si éste se ausenta por más de 10 días del país, explicó el profesor de derecho constitucional Miguel Antonio Bernal a la AFP.

Fuente: yahoo noticias

Comparte..
LA ESQUINA DE MANUEL NUÑEZ

Agregar Comentario

Click aqui para publicar un comentario